Una alimentación que enferma

 Cada vez estoy más convencida de que los alimentos que consumimos hoy en día son los causantes de muchas de las enfermedades que sufrimos en el siglo XXI.

Ya lo decía Hipócrates, medico griego del Siglo V a.C. “Que tu alimento sea tu medicina”

Si nos paramos a pensar en todos los problemas de salud que existen actualmente es inevitable pensar que ESTAMOS HACIENDO ALGO MAL. Es cierto que la esperanza de vida es cada vez mayor, pero de qué sirve si estamos enfermos.

Cada vez estamos más enfermos aunque tardemos más en morirnos” Olga Cuevas, El equilibrio a través de la alimentación.

Esta afirmación es dura pero es la realidad,  lo siguiente que cabe esperar es preguntarnos por qué, ¿por qué a pesar de los avances de hoy en día existe tanta gente enferma? Cánceres, enfermedades cardiovasculares, alergias, obesidad, diabetes…. La única respuesta posible a esta pregunta es nuestro modo de vida, destructivo con la naturaleza, con los alimentos y con nuestro cuerpo. Todo lo que nos rodea está contaminado con productos químicos, nuestra comida está llena de tóxicos y el aire que respiramos está envenenado.

Personalmente creo que la alimentación es un factor muy influyente en nuestra salud, hoy en día los alimentos que consumimos están desnaturalizados, procesados, llenos de aditivos, criados con hormonas, rociados con pesticidas,…. Así que, ¿cómo no vamos a enfermar? Con el tipo de comida que se consumimos nuestro cuerpo pasa más tiempo eliminando toxinas e intentado asimilar algún nutriente que realizando su función normal.

Actualmente la calidad de los alimentos es peor que hace años. ¿Y cómo es posible con la tecnología de hoy en día? Porque la industria alimentaria ha evolucionado de forma que no importa la calidad del producto, si no la cantidad. Se quiere alimentar a 6 billones de personas de un modo que no es sostenible, ni para el medioambiente, ni para la salud del ser humano.

Parece que cada vez hay más gente preocupada por seguir una alimentación saludable, sin embargo en los supermercados cada vez hay más alimentos procesados y refinados, desprovistos de valor nutricional y llenos de calorías vacías. Si tenemos este tipo de alimentos al alcance tendemos a ir a lo fácil y comprar esa comida que la mayoría de las veces no nos proporciona lo que necesitamos.

No pretendo desmotivar a nadie y que penséis que no existe remedio o no hay nada que hacer, sino que quiero que os toméis esto con ánimo, que aún queda mucho por hacer. Soy de esas personas que no dan nada por vencido, y llevar una alimentación saludable en estos tiempos parece complicado aunque no lo es tanto si sabes que debes comer y que no (o al menos en pequeñas proporciones).

Cuando los alimentos que tomamos no nos aportan los nutrientes necesarios podemos mostrar cansancio, irritabilidad, carencias nutricionales…. Por eso es importante alimentarse de forma saludable para poder afrontar los quehaceres cotidianos además de estar sanos.

Si padeces alguna enfermedad o no te encuentras con vitalidad en tu día a día te aconsejo que cambies tu alimentación por una más saludable, notarás la diferencia y recuperarás las energías para comerte el mundo!

Share
María Hernández

About María Hernández

Aunque soy geóloga, mi pasión es la alimentación y estilo de vida saludables. Por eso he creado este espacio, para compartir lo que voy aprendiendo sobre otro modo de vida alternativo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *