Encuentra el equilibrio mente, cuerpo y alma

Últimamente el ritmo frenético de la vida nos deja agotados, no tenemos tiempo para nosotros mismos, para cuidarnos y conocernos.

Todo parece ir muy deprisa y llegamos a casa del trabajo sin fuerzas y energía, simplemente con ganas de terminar la jornada y prepararnos para tener otra exactamente igual a la mañana siguiente.

Cualquier cosa nos cabrea y  tenemos esa sensación de frustración para el resto del día.  Lo cierto es que nuestra vida es un regalo y tenemos que estar agradecidos por poder disfrutarla cada día. Si sientes que tu existencia no tiene sentido y quieres cambiar esa situación tienes que saber que necesitas encontrar un equilibrio.

La clave está en saber que nuestro Yo lo componen tres piezas imprescindibles la una de la otra, éstas son mente, cuerpo y alma, cuando éstas están en total equilibrio se habla de una “vida iluminada”, conseguir esto último no es una tarea fácil, pero para disfrutar de una vida plena y con sentido debemos conseguir acercarnos a este equilibro.

Nuestra mente se ocupa de nuestras preocupaciones, ansiedades, miedos… básicamente controla lo que pensamos, solemos tener unos 60.000 pensamientos por día. Un pensamiento negativo suele atraer a otro, y este a otro, así sucesivamente si no lo controlamos, además parece que cuando esto ocurre todo empieza a tener una connotación negativa. Por esto es muy importante identificar cuando nos estamos dejando llevar por un pensamiento y controlarlo, o al final él nos controlará a nosotros.

El cuerpo es nuestro Yo físico, éste no estará en equilibrio si no lo alimentamos adecuadamente, si no lo ejercitamos como es debido y si no lo dejamos descansar. Es muy importante que cuidemos nuestro cuerpo, pues de nada servirá que estemos en paz con nuestros pensamientos y nuestro ser si estamos enfermos, débiles y cansados. Para vivir en armonía y tener una vida plena queremos estar llenos de vitalidad y para ello tenemos que cuidarlo.

Cuando hablamos del alma nos referimos a nuestro Yo o ser interior, muchos no nos conocemos a nosotros mismos, pues nunca nos paramos a reflexionar sobre quien somos o cual es nuestro propósito en la vida. Muchas veces dejamos las cosas pasar, sin darnos cuenta de que nosotros podemos dirigir nuestras vidas a donde queremos llegar. Tampoco reflexionamos sobre nuestros principios y valores de modo que nos dejamos llevar por la corriente, sin pararnos y recapacitar sobre nuestros pasos. Por eso es importante conocerse a uno mismo, para poder encontrar sentido a nuestros actos y dirigir nuestros pasos hacia el camino correcto.

Encontrando el equilibro entre estas tres piezas fundamentales podremos vivir una vida plena y en armonía con nosotros mismos y con lo que nos rodea. Es una ardua tarea, pero no imposible, por lo que tenemos que trabajar día a día cada uno de los aspectos que conforman nuestro ser. Yo ya estoy en el camino para conseguir este equilibrio, y tú, ¿te atreves con esta aventura?

Share
María Hernández

About María Hernández

Aunque soy geóloga, mi pasión es la alimentación y estilo de vida saludables. Por eso he creado este espacio, para compartir lo que voy aprendiendo sobre otro modo de vida alternativo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *