10 secretos para disfrutar más de tu vida

¿Eres de esas personas que pasan por la vida sin disfrutarla o de las personas que viven su vida plenamente?

Si piensas que perteneces al primer grupo de personas entonces debes de saber que tú puedes cambiar esa situación.

Lo cierto es que no se necesita una gran fortuna, la última tecnología o un armario lleno de ropa para sentirse a gusto con la vida, yo suelo decir “Al final de tu vida no importarán las pertenencias sino las experiencias”.  Tampoco podemos pasarnos los días quejándonos de lo mal que estamos porque esa actitud no va a cambiar nada. Si no estás a gusto en tu día a día ha llegado el momento de que actúes. Con pequeños cambios en tus hábitos tu vida puede mejorar y vivir plenamente.

Aquí te dejo unos consejos que han ayudado a muchas personas a disfrutar más de la vida y sentirse feliz cada día.

1.Se tu mismo, no tengas miedo de decir lo que piensas y de hacer lo que realmente quieres.
Vivimos en una sociedad en la que nos sentimos coaccionados. No hacemos o decimos algo por el miedo al qué dirán o por el rechazo que puede causar pensar de forma diferente. Esto provoca que no seamos nosotros mismos, no desarrollarnos como personas.  Pero si algo he aprendido a lo largo de los años es que lo que realmente importa es que tú te sientas realizado y  feliz con lo que haces.

“Cuando me toque morir, nadie morirá en mi lugar. Así que hoy he decidido vivir lo que nadie vivirá por mí: Mi vida.” -Álvaro Mora, Life Coach-

2.Vive en el presente, practica el mindfulness.
Con el ritmo tan frenético de vida que llevamos se hace muy difícil vivir en el presente, de modo que dejamos escapar muchos momentos sin vivirlos como se merecen. Actualmente no paramos de pensar en lo que ya ha pasado o en lo que pasará ,sobre todo de PRE-ocuparnos (pre- es un prefijo que significa anterioridad) de modo que nos ocupamos antes de tiempo. Pensamos demasiado en cosas que la mayoría de las veces todavía no han pasado. Si tienes un problema piensa:
-¿Tiene solución? Sí, entonces problema resuelto, para qué darle vueltas.
-¿Tiene solución? No, entonces de que preocuparse si no hay nada más que hacer.

Aprende a olvidar el pasado y no preocuparte por el futuro. Disfruta del momento, el aquí y ahora. Para ello te puede ayudar la práctica de la meditación. Concéntrate unos minutos solamente en tu respiración, y cuando venga un pensamiento, déjalo pasar sin más. Te ayudará a ser consciente del presente.

“El hombre está tan ansioso por el futuro que no disfruta el presente. El resultado es que no vive ni el presente ni el futuro, vive como si nunca fuese a morir, y entonces muere sin haber vivido realmente nunca”-Dalai Lama-

3.Ten hábitos saludable (alimentación + deporte + naturaleza)
Para disfrutar más de tu vida tienes que estar al 100%, tienes que cuidarte y dedicarte tiempo a ti mismo. Lo primero que deberías hacer es llevar una dieta saludable, esto parece muy complicado hoy en día pero no lo es si sabes qué elegir. Unas pinceladas rápidas para que te hagas una idea es evitar alimentos procesados, como el azúcar blanco, las harinas blancas o la sal refinada, aumenta el consumo de frutas y verduras frescas en tu dieta y reduce el consumo de proteína animal.
Haz ejercicio regularmente, nuestro cuerpo necesita moverse para eliminar toxinas y para que tenga un funcionamiento metabólico correcto. Sal a andar todos los días como mínimo una hora. Además puedes aprovechar este momento para ti, para meditar y preguntarte si estas llevando tu vida como realmente te gustaría.
Busca el contacto con la naturaleza siempre que puedas, está demostrado que alarga la vida además de hacer sentirnos más felices. Aprovecha los fines de semana para ir a la montaña o al mar, también puedes aprovechar para salir a andar por zonas verdes de tu ciudad.

“Que tu alimento sea tu medicina” -Hipócrates, medico griego del Siglo V a.C-

Yo prefiero decir “Que tu estilo de vida sea tu medicina”

4.Ayuda a los demás.
Se ha demostrado que ayudar a los otros es en realidad beneficioso para nuestra salud mental y bienestar general. Los beneficios más importantes que se derivan de ayudar sin esperar nada a cambio son:

  • Promueve cambios fisiológicos positivos en el cerebro asociado a la felicidad: Cuando ayudas a otros te sientes útil, además de que aumenta tu autoestima al sentirte valorado.
  • Ayuda a tener una perspectiva más real: Conocer situaciones de otras personas nos hace ser más conscientes de la nuestra.
  • Reduce el estrés y los pensamientos negativos: las personas solidarias son menos propensas a sufrir depresión ya que disminuyen los sentimientos negativos.

Ahora ya sabes que ayudar a otras personas puede ayudarte a ser más feliz, no esperes más para tener una actitud generosa, te ayudará a ti y a los demás.

“Sé útil primero a los demás si quieres ser útil a ti mismo” -Séneca-

5.Cuando más es menos. Busca la sencillez.
¿Te has dado cuenta de que solamente usas el 20% de toda la ropa que tienes en tu armario? No sólo eso, de todas las cosas que tienes en casa ¿cuáles son realmente las que usas a diario?
Cuando te planteas esta pregunta te das cuenta de lo poco que necesitas en tu día a día, sin embargo nos empeñamos en no parar de comprar cosas que no son verdaderamente necesarias. Cuando compramos algo que queremos, como ropa, una televisión, un coche nuevo,… nos genera una sensación de felicidad momentánea que desaparece con los días, de modo que volvemos a sentir la necesidad de comprar para volver a tener esa sensación que provoca una compra nueva.
¿Sabías que cuando una persona tiene las necesidades básicas cubiertas es más feliz con menos? Recuerda que no son los objetos o las posesiones los que nos hace felices, sino los momentos, las pequeñas cosas.

“No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita” -Buda Gautama-

6.Se positivo.
Por tendencia natural nuestro cerebro tiende a la negatividad, es nuestro instinto de sobrevivir que maximiza lo negativo y minimiza lo positivo. Si alguna vez has paseado solo de noche, piensas más en donde te va a salir un atracador en lugar de contemplar las estrellas. Esto se debe a tu instinto de supervivencia, que hace que en todos los aspectos de la vida tendamos más hacia la negatividad. Por eso, para ser feliz tienes que esforzarte por ver más el lado positivo de las cosas que el negativo, para ellos puedes hacer lo siguiente:

  • Busca siempre el lado bueno de lo que te pasa aunque a priori parezca que no lo tiene, si tienes un problema piensa en que solucionarlo puede ayudarte a madurar, a que no te volverá a pasar, a tomarte las cosas con más calma,….
  • No le des vueltas a un pensamiento negativo, no dejes que esa emoción perdure en el tiempo, córtala de raíz o no dejarás de sentirte triste o malhumorado.
  • Haz algo que te haga olvidar el mal rato, ponte tu canción favorita y baila alocadamente, llama a esa amiga que te hace reír, etc.

Ya sabes que la mayoría de los mortales tendemos a la negatividad, ahora está en tus manos la manera de tener una actitud positiva ante la vida.

“Cuida tus pensamientos, ellos se convierten en palabras. Cuida tus palabras, ellas se convierten en acciones. Cuida tus acciones, ellas se convierten en hábitos. Cuida tus hábitos, ellos se convierten en carácter. Cuida tu carácter, él se convierte en tu destino” -Lao Tzu-

7.Practica la empatía y aprende a perdonar.
La empatía es la capacidad para ponerse en el lugar del otro. Antes de juzgar una situación o una persona ponte en su lugar y piensa como reaccionarías tú si te hubiera sucedido a ti, de ese modo podrás comprender mejor por qué ha hecho algo o por qué se ha comportado así.

La empatía está relacionada con la compasión, de modo que hace conmoverte por alguien que sufre, incluso desear prestarle tu ayuda. Cuando eres capaz de ponerte en la piel de otra persona también es más fácil saber perdonarla. Tener rencor provoca que no seamos realmente felices. Perdonar no significa olvidar, significa dejar ir el dolor que sentimos, aceptar que lo que ocurrió estaba mal y no lo merecíamos, pero no merece la pena enfrentarse a ello de por vida.

“Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar” -Mahatma Gandhi-

8.Busca tu propósito en la vida. Ten un objetivo, una ilusión y lucha por ello.
Cuando tienes un propósito pareces encontrarle sentido a la vida, te levantas con ilusión y luchas para conseguirlo. No es fácil saber cuál es tu propósito en la vida, no te amargues si aún no lo has encontrado porque con el tiempo lo harás.

Las personas que se marcan metas se desenvuelven mejor ante situaciones adversas, además de que disfrutan más de la vida y del camino hasta conseguirlas. Vence a la pereza y márcate objetivos que sean alcanzables o te desmotivarás a la primera de cambio. Pueden ser cosas tan sencillas como aprender a bailar o tocar la guitarra, lo importante es que tengas un motivo, una ilusión por la que te levantes todas las mañanas con ganas de más.

“No te alejes de tus ilusiones. Cuando éstas desaparezcan seguirás existiendo, pero habrás dejado de vivir” -Mark Twain-

9.Se agradecido
Según algunos estudios dar las gracias con frecuencia mantiene a las personas contentos y  saludables. Tener una actitud de agradecimiento nos hace valorar más nuestro alrededor además de que nos hace ver el lado positivo de las cosas. Practicar la gratitud hace además que la gente a tu alrededor se sienta más valorada al reconocerse su trabajo o su ayuda. En resumen, ser agradecido nos hace ser más felices, ya que esta actitud ayuda a la mente a focalizarse en los aspectos positivos de tu vida, de lo que tienes y no de lo que te falta.

“Todo nuestro descontento por lo que nos falta es el resultado de nuestras falta de gratitud por lo que tenemos” -Daniel Defoe-

10.Disfruta de las pequeñas cosas
Las personas solemos complicarnos la vida pensando que así la disfrutaremos más, pero no nos damos cuenta de que podemos ser felices simplemente disfrutando esos pequeños momento que la hacen especial. Y es que esas pequeñas cosas no hace falta buscarlas, llegan solas, como la risa de un niño jugando con su abuela, el olor a jazmín cuando paseas por un parque o pasar un rato en buena compañía. Sólo tienes que ser conscientes de ellas y apreciarlas, pues son los buenos instantes en tu día los que te hacen sentirte vivo. A partir de ahora disfruta de esos momentos especiales  y empezarás a disfrutar de una vida más plena.

“Disfruta de las pequeñas cosas de la vida, para que un día puedas mirar atrás y darte cuenta de que fueron las más grandes” -Robert Brault-

Como puedes ver disfrutar de la vida depende sobre todo de nuestra actitud ante ella, de dejarnos llevar y vivir con ilusión cada momento. Aplica estos consejos en tu día a día, hazlo poco a poco para que no te desmotives a la primera de cambio y verás que con el tiempo disfrutarás más de tu vida.

“No esperes los buenos tiempos para ser feliz, sencillamente sé feliz y los buenos tiempos vendrán” -Lisel Mueller-

Share
María Hernández

About María Hernández

Aunque soy geóloga, mi pasión es la alimentación y estilo de vida saludables. Por eso he creado este espacio, para compartir lo que voy aprendiendo sobre otro modo de vida alternativo.

4 comments on “10 secretos para disfrutar más de tu vida

  1. Antonio
    mayo 26, 2015 at 18:48

    Genial! Me encanta este artículo, lo comparto 😉

  2. Retha
    julio 5, 2015 at 08:53

    por 3 años he padecido vitiligo y probado toda clase
    de métodos de curación con poco tino

    • María Hernández
      María Hernández
      julio 23, 2015 at 13:45

      Hola Retha, ¿qué tipo de métodos has seguido? Puede que las manchas de la piel que tengas no desaparezcan pero lo que deberías evitar es que vuelvan a aparecer más. No olvides de cuidar tu salud y tu alimentación. Un abrazo, María.

  3. Zoila
    julio 31, 2015 at 19:14

    Tengo vitíligo por al menos 6 años y probado toda clase de terapias con apenas resultado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *